Garbeo Mitologico Correntino chicas amore mio pareja

Garbeo Mitologico Correntino chicas amore mio pareja

Obras sobre arte en madera que podemos encontrar en la plaza La Tradicion del barrio San Geronimo y han sido talladas en el marco del «I y no ha transpirado II Encuentro sobre Escultores en Madera», que se llevaron a cabo en los meses sobre abril asi­ como julio sobre 2021, respectivamente. Las esculturas se realizaron en troncos de arboles Eucaliptos que se encontraban enfermos y con peligro de caida. En ellas se plasman mitos y no ha transpirado leyendas correntinas.

Letrero del Pombero

Escultores Sebastian Novak – Diego Casafus

Realizada en el 1° aproximacion de Escultores en madera ‘Mitos y Leyendas Correntinas’ – Abril 2021

El Pombero seri­a el genio protector sobre los pajaros. Recorre el monte a la siesta con la cana en la mano, asi­ como si localiza ninos puestos en la labor sobre cazarlos atadura con ellos, de abandonarlos posteriormente lejos sobre su vivienda, muertos o atontados.

Otras versiones, afirman que les chupa la crimen hasta matarlos y los cuelga posteriormente sobre un arbol. Claro que bajo igual amenaza los gurises procuran no alejarse demasiado sobre los ranchos en estas horas sobre tranquilidad. Asimismo puede secuestrarlos en la noche, cuando andan detras de los cocuyos (bichitos de luz).

No permite ruido al andar, justificacion por la que en determinados lugares sobre Corrientes recibe el sustantivo sobre Py-rague, o sea, pies con plumas o pies velludos.

El Pombero pia, silba, remeda el canto de las aves. Puede ademas metamorfosearse en indio, tronco o camalote desplazandolo hacia el pelo inclusive tomarse invisible para entrar por el ojo de una cerradura.

Le gustan los huevos frescos asi­ como la miel del monte. Masca tabaco sable desplazandolo hacia el pelo suele reposar en los hornos. No faltan los que celebran con el novio un acuerdo heroico, beneficiandose con su favorece. No obstante si bien le diviertan las transmutaciones, su representacion fundamental seri­a antropomorfica.

Medidas 4,20 de altura x 1,60 sobre ancho x 1,40 de profundidad

Material eucalipto colorado

Herramientas motosierra – gubias – amoladora

Terminacion pulido rustico + pintura impregnante

Pombero sentado referente a un horno, a donde le dejan ofrendas de cigarro asi­ como licor.

Inscripcion de la Yerba Mate

Escultor Claudio Kucharzuk

Realizada en el 1° Encuentro sobre Escultores en madera ‘Mitos y Leyendas Correntinas’ – Abril 2021

Cuenta la divisa, que en la espesura de el monte vivia la de clase baja y no ha transpirado solitaria viuda, agobiada por la tristeza que le habia dejado la partida sobre su marido. Pasaba las dias en lo penetrante de el monte en soledad.

Cierto conmemoracion llamo a la camino un singular hombre. La femina atendio desplazandolo hacia el pelo se sorprendio al verlo. ?Que desea?, pregunto. Vengo a ofrecerle una infusion magica, que sirve Con El Fin De unir a las personas. Basta con colocar agua calentar, y lograra llenar de muchedumbre su hogar.

A la chica le dio intriga y decidio realizar la demostracii?n. Hizo pasar al adulto, y puso una gran pava sobre agua al fuego. El adulto saco de su bolso unas hojas y las coloco adentro sobre la calabaza hueca, junto con la canita.

Cuando el agua comenzo a hervir, exaltado el varon exclamo ?Mujer que no hierva el agua, que de esa forma no podra suceder la encantamiento! La femina sonrojada apago el fuego e inmediatamente paso la pava al varon, quien con la sonrisa grande entre sus dientes le dijo – La encantamiento sera instantanea no se asuste- y ante la expectativa sobre la chica dio una probada sobre la infusion.

?Delicioso!, comento, «Si tuviera una cosa dulce de flanquear seria perfecto».

Repentinamente alguien llamo a la puerta. La chica que nunca salia de su asombro, corrio a abrir la camino. Era la femina de perduracion, que con la sonrisa exclamo

-Disculpe senora no asfalto correr por esos lares, el paisaje me atrajo por otras y dentro de la espesura de el monte divise su hogar- ?Le gustaria repartir aquellos bunuelos dulces que hice de la merienda? La mujer no podia imaginar, el empeno y la alegria eran tan desmedidos que nunca dudo en hacerla ocurrir de forma rapida.

El hombre continuo cebando la infusion y susurro –semejante vez un poquito de musica ayudaria- agrego el adulto asi­ como bebio un poco mas.

En la puerta se escucho un gran barullo, la sobresalto sobre la femina fue aun mas grande, un conjunto de musica se encontraba afuera asi­ como excesivamente amablemente se dirigieron an ella

– Buen fecha Senora ?Seria tan amable de convidarnos un poquito sobre agua y dejarnos desahogarse aqui? La femina uniformdating desbordada de satisfaccion, nunca pudo reponer. ?Claro si no seri­a gran molestia, a velocidades podriamos regalarle unas dulces coplas!

La mujer exaltada exclamo ?Adelante! Con abundante placer pasen, pasen.

Mientras tanto, el varon asi­ como a la senora sobre edad compartian la infusion llenos sobre alegria, se acompanaban de los dulces bunuelos. La humilde residencia desbordaba alegria con la musica de un festivo Chamame.

Los habitantes de el pais, atraidos por la musica se acercaban trayendo una cosa de compartir. Todos reunidos en torno a de una fogata, cantaban mientras compartian aquella infusion que los habia reunido.

Ninguna persona reparo mientras compartian, que el anomalo habia desaparecido. Dejando tras de si la magica infusion. Una infusion que En seguida pueden emplear cada ocasii?n que quisieran compartir desplazandolo hacia el pelo reunirse, igual que un simbolo de confraternidad. La chica corrio hacia la ventana asi­ como no vio al varon, la sorpresa fue todavia mayor, en el medio del huerto flameaba un precioso arbusto sobre hojas verdes resplandecientes, la mujer lo habia entendido. Se habia quedado dichoso y agradecida por tan milagroso regalo.

El visitante, nunca era otro mas que Tupa (el Dios del bien), y no ha transpirado la infusion magica, su regalo, la de toda la vida Yerba mate.

Aquel jornada nacio el ritual de el mate, la infusion que nos invita a meditar, repartir, mitigar la soledad asi­ como juntar corazones.

Medidas 3,50 de altura x 1,00 ancho x 1,00 de profundidad

Material eucalipto colorado

Herramientas motosierras – gubias – amoladora

Terminacion pulido rustico + pintura impregnante